/ / / 14 LA TEMPLANZA

14 LA TEMPLANZA

29,00

Descripción

La Templanza simboliza continuidad entre el pasado, el presente y el futuro y corresponde a la idea de la reencarnación o la creación continua de la vida. La Templanza representa el concepto de la justa medida. Habla de cultivar nuestros puntos débiles.

Ideas claves

• Arquetipo: equilibrio en el eterno flujo de la vida.
• Lección: confiar en la guía superior. Encontrar la combinación perfecta para fluir con la vida. Dar y recibir.
• Meta: encontrar el centro, la totalidad, la luz. Mantener el equilibrio.
• Disposición psico-emocional: equilibrada confianza interior. Certeza plena de ser guiados por un poder superior. Equidad y habilidad imperturbable. Salud física, mental y espiritual. Acción mesurada. Paciencia.

Principio

Luego de la experiencia de ruptura, destrucción y desmembramiento de La Muerte, la misión de La Templanza es brindarnos la justa medida para mantener la conexión con la vida de manera libre, fluida y auténtica. Templar el carácter es saber sobrellevar los altibajos de la existencia humana. Así el ángel de La Templanza nos dota de armonía entre nuestro ser interior y el devenir exterior, entre la razón y la emoción, entre Yin y Yang. La Muerte y La Templanza nos recuerdan que la energía no se crea ni pierde, se transforma.

Como situación

Quizá sea este el momento para meditar en el silencio, en contacto con la naturaleza y con tu propio corazón a fin de captar, desde allí, qué es lo mejor que puedes hacer ahora. Sólo en este silencio se puede expresar la voz de tus guías espirituales, de tus maestros y protectores. Pero no intentes escucharla con tus oídos físicos. Ella se manifiesta como una certeza interior más que como una «voz». En este tiempo conviene mantener el equilibrio.

Como persona

Recibes de la vida lo que ella te ofrece, tal como viene, sin exigir que los hechos se ajusten en un molde preestablecido pues éste sería irreal y absolutamente subjetivo. Así, momento a momento, sientes vibrar la vida y experimentas el contacto con la realidad particular que te toca vivir, sin discriminar las experiencia como «lo bueno» y «lo malo». Todas las esas vivencias te permiten aprender y crecer. Allí radica la alegría interior, fuente de la eterna juventud. Recuerda: recibes lo que das.

La persona representada por La Templanza se caracteriza por la paciencia y capacidad de espera. Fluye con las circunstancias. Su acción es correcta. Ve los contrarios no como oponentes u opuestos, sino como complementarios: el uno requiere del otro, se nutre del otro y cumple con su parte del «plan» gracias a la existencia del otro. Esto conduce al equilibrio y la compensación. Integrando los opuestos se posibilita la realización armónica.

Afirmación

Abandono toda lucha y tendencia extremista que sólo conducen al dolor. Busco mi armonía interior con sinceridad, mediante una paz profundamente sentida, pero sin negar la realidad. Veo mi mundo tal cual es y busco el equilibrio. Sereno tu mente para compensar las cargas. Soy guiado y protegido por la fuerza del Amor Supremo.

Análisis

En esta carta, representada por la figura de un ángel o mensajero de dios, es un espíritu dotado de alas que lo mantiene como si estuviera flotando, sobre el agua y la tierra. Es el alquimista del gran arquitecto del universo, que produce la regeneración de la humanidad, manipulando el fluido vital que corre entre positivo y negativo, masculino y femenino, para conseguir el equilibrio o adaptación mutua de los sexos. Las dos copas de tamaño igual afirman la igualdad de los sexos, la participación de ambos por partes iguales en establecimiento y mantenimiento de un equilibrio en la naturaleza. La unión completa, física, mental y espiritual, de plena armonía e identificación que pone en marcha el intercambio de fluidos, físicos, mentales y espirituales, que acompaña el acto sexual en armonía total, desencadena una fuerza positiva equilibradora invencible, en el individuo que alcanza este tipo de unión. Es tal vez, el agente psicoterapéutico por excelencia.
El deseo puramente carnal, bestial, satisfecho sin consideración, a la fuerza bruta, engañando y sin sentido de paternidad responsable, ni respeto por la personalidad de una mujer, es la fuerza más cruel y destructiva conocida y causa de sufrimientos infinitos a la largo de la historia de la estupidez humana. Al fondo de la carta, como al fin de la vida, está el Jerusalén de oro, el paraíso eterno del mundo del espíritu donde quedan borrados los instintos carnales, brutales y bestiales, donde todo es espíritu, equilibrio y paz.
El sol es el símbolo de la luz, el triángulo espiritual de DIOS el gran arquitecto, el ojo que todo lo ve, de la masonería. La copa de plata en la cábala es Yesod, la Luna, arcano XVIII y la copa de oro en la cábala es Tirarét, el Sol arcano XIX. Los elementos mágicos de este arcano son, agualiquido, fuego-sol, tierra-tierra, aire-aire. El Gran Arquitecto es un término masónico para Dios creador y gobernador, la palabra angel significa mensajero del mundo espiritual, la separación total y permanente de los sexos conduce al desequilibrio.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “14 LA TEMPLANZA”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.