/ / / / 9 EL HERMITAÑO

9 EL HERMITAÑO

19,00

Descripción

El Ermitaño es un mago anciano que domina su entorno gracias al conocimiento adquirido en su vida por sí mismo. Cuenta con una mente y espíritu superior al que encontramos en el resto de los mortales. Se siente tan es tan colmado con las riquezas del mundo espiritual, que el universo material, concreto y tangible, le parece descolorido e insignificante. El Ermitaño representa la búsqueda de la realización interior y el encuentro con la luz. Es un ser que a pesar de su elevado estado de evolución, solo muestra modestia y respeto por el resto de los seres vivos o inertes que le rodean.

El es el maestro de los magos, nunca tuvo un auténtico maestro que le indicara el camino, con mucho interés y esfuerzo el sólo fue aprendiendo todo lo que ahora sabe y eso lo convierte en un personaje poderoso.

Ideas claves

• Arquetipo: el Anciano Sabio, el maestro.
• Lección: sabiduría lograda con la experiencia. Retiro.
• Meta: autoconocimiento. Protegerse de influencias externas. Descubrir la escala de valores propia, sin influencia de otros.
• Disposición psico-emocional: capacidad para entenderlo todo e iluminar a otros. Experiencia y conocimiento. Claridad mental. Encontrarse a sí mismo. Sentirse bien con uno mismo.

Principio

Sabiduría, independencia y recogimiento interno. Claridad y autoridad que se adquiere en la búsqueda de uno mismo: conocimiento interior, prudente sabiduría y análisis. El Ermitaño es modestia y cautela ante la consciencia de que cuanto más se sabe es más evidente lo que falta por saber.

Como situación

Las situaciones llegan a un punto de madurez y estabilidad. Ten paciencia y confianza en que todo va a feliz término. Lo logrado con esfuerzo y buen criterio, se prolonga en el tiempo. En esta situación el tiempo tiene la última palabra. Este puede ser un período de soledad y silencio que ayudará a los interesados a reencontrarse y a enfocarse mejor. Algo ha madurado, gracias a tu empeño y constancia, y los efectos de esa maduración se harán sentir por mucho tiempo. En todos tus asuntos se manifiesta una visión diferente.
La sabiduría llega hasta ti abriendo un abanico de posibilidades. Es viable un encuentro con expertos, asesores o maestros.

Como persona

Cuando estás a solas ordenas tu mente y encaminas tus asuntos. Puede que llegue a tu vida un maestro o una persona de experiencia (o un libro orientador), cuyas ideas te darán la claridad necesaria para seguir adelante. Sin embargo te exige dedicación, austeridad y sacrificio. Tienes a tu favor tu capacidad de aprendizaje, tu deseo de saber siempre más, cual eterno aprendiz, y la manera inteligente como articulas los conocimientos adquiridos. Por tu experiencia llegas a ser consejero, maestro o guía para otros, mientras avanzas en tu aprendizaje y experimentación con humildad. Una luz interior te está guiando para que sigas tu camino con éxito. Te favorecen los cambios lentos y bien calculados, el silencio y la meditación, sin desconectarte de la vida. Reconoces que hay un largo camino por recorrer, al tiempo que sabes cuál es la manera de hacerlo. Sólo debes decidir cuándo iniciar ese camino, sin preocuparte por la meta. El verdadero sabio jamás piensa que ha llegado, silencioso, siempre sigue buscando.

Afirmación

Tengo todo cuanto necesito para sentirme bien. Todo es tal cual debe ser para que yo alcance la luz de la verdad. Sólo necesito paz para contactarla. Aunque ahora parezco detenido, en mi mente hay un movimiento constante para ir hacia delante. Ahora centro mis pensamientos para encontrarme y encontrar el rumbo. Busco mi luz interior. El «ruido» no me aturde, ni siquiera el ruido de mis propios pensamientos. Yo soy sabiduría que ahora se quiere manifestar.

Análisis

Un hombre anciano pero lleno de vida, de pie encima de una montaña cubierta de nieves, es el faro que guía a los demás, que pretenden escalar hasta el pico. Ilumina el  camino del peregrino con su linterna cuya llama o fuente de luz es la estrella de David de seis puntas. Él representa la sabiduría divina que emite como el Zohar, un resplandor, el resplandor de dios que trasciende todo cuanto existe, a través de las diez Sefiroth o emanaciones latentes en el Ensof o naturaleza divina. El ermitaño como Dios, vive a parte de los demás, pero no deja de guiar con su luz. El nueve de la clave es el número de la Raza de Adán, ADA KADMON, la humanidad, el hombre tarde nueve veces en formarse antes de nacer, dos veces nueve o dieciocho para hacerse adulto. La edad de Cristo es tres veces tres o nueve oculto en la forma de treinta y tres, los grados de la masonería. La tarea de Cristo y la masonería es la de iluminar espiritualmente la raza humana. La letra hebreo Yod es el Falo o el poder creador del mago, símbolo de la fertilidad, autodependencia e independencia, en la magia sexual, el ermitaño simboliza masturbación, es el mago autosuficiente.
La carta invita a la unión de la conciencia individual y la voluntad divina que conduce a toda manifestación. La estrella o escudo de David, en hebreo Maguén David, está reconocida como símbolo judío. Su origen y simbolismo son desconocidos, pero muchos coinciden en que este símbolo fue adquirido durante su cautiverio y exilio en Babilonia en el siglo Sexto antes de Cristo. Sus elementos están relacionados con las letras griegas, con el simbolismo persa y con los amuletos célticos de los druidas. La forma simétrica de la estrella es una expresión de la identidad del mundo superior y el inferior, de lo natural y lo sobrenatural, de lo terrenal y espiritual. Las seis puntas restan la universalidad y omnipresencia de Dios cuyo poder se extiende para incluir Norte, Sur, Este y Oeste. Arriba y abajo. Los doce ángulos simbolizan las doce tribus de Israel y las seis puntas los seis días de la creación.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “9 EL HERMITAÑO”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.